Existen estudios que aseguran que el 75% de los españoles se despierta más de una vez durante el sueño nocturno. Dormir mal por la noche puede ocasionar muchos problemas de salud como la depresión, diabetes 2, problemas cardiovasculares,  irritación, y afectar a tu productividad, motivación y estado emocional, entre otros muchos.  

Por eso hoy te queremos dar una lista de consejos para tener una rutina de sueño que te ayude a descansar mejor:

 

  1. Cuida tus ritmos circadianos. 

 

Los ritmos circadianos nos ayudan a determinar nuestros patrones de sueño controlando la producción de melatonina, la hormona del sueño. Puedes hacerlo así: 

  • Es importantes que para ayudar a tu cuerpo a producir melatonina minimices tu exposición a la luz azul después del anochecer. Las luces azules le dicen a nuestro cerebro que es de día y anula la hormona del sueño. 

 

  • También es aconsejable que las bombillas de las mesillas sean de color amarillo y evitar el uso de pantallas al menos dos horas antes de dormir. 

2. Sintoniza tu sistema nervioso para dormir.

 

Después del estrés del ritmo diario, corriendo de un lado a otro y sin parar, no podemos llegar con este nivel y pretender meternos en la cama y dormir plácidamente. Necesitamos bajar el cuerpo de revoluciones y cambiarle de modo activo a modo descanso. 

Prueba a usar aceites esenciales relajantes como lavanda para un masaje nocturno, echarte un par de gotas en las sienes o a poner esta esencia en un difusor de esencias. 

Mañana celebramos el Día del Ruido, así que no podíamos pasar sin aconsejarte que para un sueño reparador debes evitar todo lo posible el ruido ambiental: televisión, radio, ruido de la calle, etc…y si necesitas usar tapones, hazlo. 

 

3. Relajación. 

 

Antes de dormir sería ideal dedicar unos minutos a meditar o hacer yoga para relajar cuerpo y mente. O en su defecto, un simple baño con agua templada ayudará a tu cuerpo a bajar el ritmo, relajarse y entrar en un estado adecuado para el descanso. 

 

4. Cuida la iluminación de tu habitación. 

 

No sólo por la vista captamos la luz azul, sino que también la sentimos por la piel, increíble, ¿verdad?

Por eso necesitamos cuidar cosas sencillas pero importantes como: no dejar la tele encendida por la noche, y si puede ser nada de televisión en la habitación; habitación completamente oscura; móvil apagado y despertador sin luz. 

 

5. El colchón, la base. 

 

Duerme en un colchón de firmeza media, no tóxico, diseñado para alejar el calor de tu cuerpo mientras duermes por la noche.

La importancia del colchón es evidente, pero de nada va a servir que tengas un  buen colchón si luego mientras duermes adoptas (sin querer) malas posturas que ocasionan que todas las medidas externas que hagas no tengan efecto para que descanses bien. 

Con nuestro cojín MAGS Cushy te aseguras que tu espalda, caderas y piernas mantengan una posición adecuada mientras tú duermes. 

 

MAGS Cushy tiene varias tallas para que se adapte a ti de forma completamente personalizada, notarás el cambio en tan solo días.

Nosotros lo hemos experimentado, pero además todos nuestros clientes y estudios médicos que hemos realizado lo avalan. 

Pruébalo durante un mes entero, y si luego no quedas satisfecho nos lo devuelves, sin compromiso. 

No vamos a convencerte de nada, tú mismo descubrirás los cambios en tu descanso, en tu vida.