¿Cómo evitar el dolor de espalda al dormir en el embarazo?

No sabes ni en qué posición poner las piernas, de que la lado ponerte, si incorporarte un poco o un mucho, si ponerte una almohada entre las piernas o decidir no volver a intentar tumbarte hasta que des a luz para evitar la desesperación de no saber cómo dormir mejor cada noche.
Dr. Robert Bobert
Dr. Robert Bobert

Immunologist

.

Te entiendo, he pasado por ello. Es más, si te digo que engordé más de 30 kilos en mi primer embarazo (sí, sí, como lo lees), así que entenderás la de problemas que tenía para dormir. 

Dormir bien durante el embarazo es un arte y un misterio, eso que solo unas pocas afortunadas pueden vivir, pero hoy vengo a ponértelo más fácil. 

Y digo “más fácil” porque nada va a hacer que en la recta final del embarazo duermas de maravilla, por muchos factores, pero sí que puedo ayudarte a aliviar los dolores de espalda y a estar mucho más cómoda en la cama. 

Durante el embarazo nuestro cuerpo sufre unos cambios brutales. Vamos, nuestros órganos, incluso nuestros huesos, se mueven de su sitio original para dar cabida a nuestro bebé dentro de nosotras, a ver qué hay más brutal que eso, ¿verdad?

Y como es normal, esto trae incomodidades (por decirlo suavemente).

Estos cambios físicos y hormonales, a muchas les deja secuelas que necesitan tratar tras el parto, incluso durante el propio embarazo. Los problemas de ciática, lumbares y dolores de espalda son habituales debido al aumento de peso que tenemos que soportar a medida que avanza el embarazo, y a la propia modificación de nuestro cuerpo de la que hemos hablado. 

El aumento de peso en el vientre, sobre todo al final de embarazo, hace que los nervios de la ciática, los músculos de las lumbares y la espalda se recarguen y se hace imprescindible una buena postura durante el descanso para aliviar la presión en esas zonas que están expuestas a una mayor exigencia. 

¿Y qué postura es la que nos alivia y en la que estamos más a gusto durante el embarazo?

Pues flotando en el agua, pero como no podemos dormir en una piscina, necesitamos una ayuda que nos permita aliviar la tensión en espalda, lumbares y ciática de otra forma. 

Además, elegir la postura correcta al meternos en la cama puede evitarnos sufrir mareos repentinos tumbadas. 

Según todos los expertos, la postura ideal para dormir, estemos embarazadas o no, es dormir de lado, sobre el lado izquierdo, en posición fetal y con una almohada entre las piernas. 

Cuando tenemos dolores nos damos cuenta de que una buena salud postural previa a la gestación ayuda a evitar esos potenciales (y más que probables) pinzamientos cuando van pasando las semanas.

Según avanza el embarazo  y el peso aumenta, instintivamente necesitamos un cojín entre las piernas para dormir mejor, aliviar el peso de la tripa y alinear mejor nuestras piernas, y con ello, la espalda y caderas. 

Pero las almohadas se caen, lo sé, se mueven durante la noche o siestas, y acaba siendo una molestia añadida al montón que ya tenemos. 

Aquí es donde te puedo ayudar con nuestro sistema de cojines. Atenta. 

Es sencillo. MAGS Cushy cuenta con ese mismo sistema de cojines que tanto nos alivia el peso del vientre cuando se colocan entre las piernas, pero que al ir sujetos a éstas no se mueven de su posición óptima durante el descanso. Así nos aseguramos que tanto la espalda, como caderas y piernas mantienen una postura adecuada, permitiendo liberar de carga las zonas más expuestas durante el embarazo. 

Además, como MAGS Cushy se adapta al contorno de tu cuerpo como lo hacen unas mallas no tendrás que preocuparte de que se mueva o no por la noche. 

Durante y después del embarazo, cuando aún tenemos niños pequeños a los que tenemos que coger casi todo el tiempo, es imprescindible seguir cuidando de nuestro descanso para evitar problemas de salud graves que deriven de malas posturas como lumbalgias, hipercifosis dorsal, hiperlordosis lumbar, cifolordosis, escoliosis, etc.

Además, tras el embarazo las madres estamos dedicadas casi al 100% a nuestro bebé, el agotamiento es máximo (o más) y las pocas horas que conseguimos dormir seguidas tenemos que intentar que sean de la mejor calidad y reparadoras posibles. Por eso, te aconsejo que cuides mucho él CÓMO duermes, por que de un buen descanso va a depender tu energía durante el día, y la vas a necesitar toda, todita. 

Para asegurarte una buena postura para dormir necesitas, además, mantener tu cuerpo activo y en movimiento para que la musculatura se resienta lo menos posible en esta época: Andar, no estar sentado más de 45 minutos seguidos, aunque sea para dar paseos por el pasillo de casa, hace que el músculo no se tense de estar siempre en la misma posición.

Incluso el sencillo gesto de poner un elevador para los pies mientras sigues trabajando en la oficina hace que no se cargue de más la zona lumbar. 

Pero quiero darle especialmente importancia al descanso, porque es cuando pasamos más horas en la misma posición, sobre todo cuando el embarazo pasa por el tercer trimestre. Merece la pena que cuides tu postura, por experiencia propia. 

Y seamos sinceras, si te preocupa que no sea un producto estético (o erótico, hablemos claro) para dormir con tu pareja, te digo que yo lo uso a diario y se quita en 5 segundos si es necesario, o se pone más tarde, hasta aquí puedo leer. Cada una que encuentre su fórmula, pero vamos, las ganas no las quita, eso te lo aseguro.

.
Mándaselo a alguien que lo necesita:
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?