La altura de la almohada también importa

Dr. Robert Bobert
Dr. Robert Bobert

Immunologist

mujer-con-dolor-de-cuello
.

Una buena postura al dormir es la clave para dormir bien y reducir el dolor de cuello, de espalda y la rigidez muscular. 

Si estas luchando con la almohada es una señal de alarma. 

Hace unas semanas hablamos sobre la importancia de una buena almohada entre las piernas a la hora de dormir. Hoy quiero hablarte de otro tema muy importante que se pasa muchas veces por alto a la hora de dormir. Se trata del grosor de la almohada.

Es muy probable que tu almohada no esté siendo tu mejor aliada si te duele el cuello o la espalda cuando te levantas o mientras duermes.

Si bien es importante escoger el grosor correcto para la almohada entre las piernas, igual de importante es para la cabeza y el cuello para evitar el dolor cervical. Cuando vamos a comprar una buena almohada usualmente nos enfocamos en el ancho de manera que cubra el espacio adecuado en la cama. Sin embargo, muchas veces pasamos por alto completamente el grosor, que se refiere al espacio que hay entre el cuello y el hombro. Como hemos hablado anteriormente, todos tenemos una ergonomía distinta, por lo que el grosor (altura) de tu almohada no necesariamente será el mismo que el de tu pareja y viceversa. 

El objetivo de la almohada es que, mientras duermes, la columna vertebral permanezca totalmente recta, como cuando se está de pie. Cuando escogemos una almohada con un grosor mas alto que el de nuestro cuello estamos forzando las cervicales al encontrarnos con una postura antinatural e inclinada, creando tensión en el cuello durante muchas horas. Recuerda, pasamos de 7-9 horas durmiendo, un tercio de nuestra vida.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de escoger una buena almohada?

Lo primero es que debemos dormir siempre con almohada y el motivo es muy simple:

 cuello inclinado = postura antinatural

  (tensión y molestia al despertar) 

Para que los músculos, ligamentos y articulaciones que residen en el cuello se relajen y puedan liberar la tensión acumulada durante el día deben permanecer en una posición cómoda durante el sueño. Para que esto suceda, debemos tener en cuenta dos factores muy importantes a la hora de elegir la almohada ideal. Estos factores son la altura (grosor) y la firmeza.

  • Si eres de los que se duerme boca abajo, posición menos recomendada, la almohada debe ser blanda y fina. De este modo se consigue que la cabeza quede alineada con el resto del cuerpo, igual que cuando se está de pie.
  • Si se duerme boca arriba o se cambia mucho de postura, se recomienda una almohada de firmeza y grosor intermedios.
  • Y si duermes de lado, una almohada demasiado blanda y baja hará que nuestro cuello caiga. Por otra parte, una almohada demasiado alta y dura provocará que forcemos el cuello y lo tengamos excesivamente elevado. Por lo que se recomienda una almohada de firmeza media.  

 

Para calcular cuántos centímetros de grosor debe tener la almohada que elijamos, basta con medir la distancia existente desde el extremo del hombro al cuello. Se puede calcular de forma sencilla utilizando una cinta métrica (ver ilustración) midiendo la distancia desde la prominencia ósea del hombro hasta la oreja. A este resultado, según la firmeza de la almohada, habrá que sumarle entre 2 y 4 cm.

Una elección correcta de almohada es aquella que nos hace sentir cómodos a la vez que previene dolores de espalda, posturas incorrectas de cervicales y nos ayuda a mejorar problemas de ronquidos, así como obtener un sueño reparador, entre otras cosas. 

Cualquiera que sea la almohada elegida, hay que tener el cuenta que la duración media de una almohada suele ser de 18 meses a tres años, dependiendo del material (lates, viscoelástica, fibra, etc.). A partir de este tiempo, empiezan a perder sus características iniciales.

En MAGS Comfort hemos creado la almohada ideal, MAGS Dreamy, diseñada para aquellas personas que duermen boca arriba o de lado según su preferencia.

MAGS Dreamy by MAGS Comfort

MAGS Dreamy tiene el apoyo firme de una almohada ortopédica y la comodidad de una almohada tradicional. Esta almohada de espuma viscoelástica y tela anti-bacteriana e hipoalergénica proporciona una alineación adecuada del cuello y sostiene la cabeza mientras duermes ayudando a aliviar el dolor de cuello, dolores de cabeza y de estrés. Se confecciona en distintas tallas y grosores por lo que se adapta a ti según tu ergonómia y distribuye el peso.

Si por alguna razón no encontraras tu medida contáctanos y la personalizamos.

.
Mándaselo a alguien que lo necesita:
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×