Vamos a contar mentiras: Mitos sobre cómo deberías dormir

Dr. Robert Bobert
Dr. Robert Bobert

Immunologist

.

Existen muchos mitos sobre cómo deberíamos dormir y cómo no, pero lo cierto es que esto no es una ciencia exacta y que cada uno somos un mundo. Pero lo que sí compartimos todos es que las creencias que te vamos a contar hoy no son ciertas y nos hacen más daño que beneficio. 

Hay muchas personas que incluso piensan que dormir no es importante, deben de ser de los que duermen poco y están tan frescos ( si es tu caso te envidiamos). Pero piénsalo bien, ¿si no fuera importante porque necesitamos pasar más de una tercera parte de nuestra vida durmiendo? ¿Por qué de las 24 horas del día entre 7-8 horas deben ser dedicadas exclusivamente a dormir?

Ya sabemos que nuestro cuerpo es una máquina casi perfecta y si pide dormir es porque debe de ser de vital importancia, ¿no te parece?

Nuestros problemas para dormir muchas veces esconden detrás creencias limitantes, bloqueos o miedos personales, que lo que hacen es que no nos permitamos descansar bien y nos meten en el círculo de problemas que conlleva la falta de descanso: irritabilidad, insomnio, ansiedad, falta de concentración, depresión, etc.

Vamos a desmontar mitos para que te liberes:

Mito 1: Siempre he dormido mal y tampoco pasa nada.

Puede que pienses que es que tú siempre has dormido mal y que no hay forma de cambiar esto. Incluso puede que hayas probado alguna que otra técnica y no te ha funcionado. 

Pero, amigo/a, te libero, eso no es cierto. Repite conmigo:Tú también puedes dormir bien. 

Todos podemos tener un buen descanso si adoptamos hábitos y rutinas saludables que nos ayuden a mejorar. Existen distintas técnicas que puedes utilizar para mejorar tu descanso como ejercicios de respiración profunda, meditación, relajación progresiva o simplemente leer antes de dormir utilizando un bloqueador de luz azul.

Mito 2: Es posible funcionar bien con 5 horas o menos de sueño.

No, ni de broma. 

La creencia que dormir menos me dará más tiempo para hacer cosas más importantes. La realidad es que los estudios demuestran que el dormir menos de 6.5 a 8 horas diarias puede afectar significativamente tu salud física, mental, emocional y también espiritual. 

Lo sé, puede que para ti, en este momento de tu vida, una noche completa de sueño puede ser considerada un lujo, te entiendo. He tenido bebés que dormían fatal y sé de lo que hablo, por desgracia.  Pero esto tiene que ser solo una etapa, no debe ser algo para siempre. 

Un estudio publicado en el 2019 por la Universidad del Sur de Florida en Estados Unidos encontró que un déficit de sueño de tan solo 16 minutos puede afectar el rendimiento cognitivo durante horas de trabajo y los niveles de estrés. Imagínate lo que supondrá si duermes sólo 5 horas. 

Mito 3: Si no duermo lo suficiente no pasa nada, ya lo recuperaré mañana.

Al hilo del mito anterior, la realidad es que algunos de nosotros podemos funcionar más o menos bien con un sueño regulero, tirando a malo, pero no es lo ideal. Si se continúa haciendo por periodos prolongados terminará pasándonos factura tarde o temprano. 

Puedes recuperarlo en la siesta o al día siguiente, pero si vas arrastrando sueño cada día no habrá forma de regularlo y llegarán las consecuencias negativas para tu salud. 

Mito 4: No es normal que me despierte varias veces durante la noche

La creencia es que si me levanto muchas veces por la noche no tendré un buen descanso y terminará cayendo enfermo/a. Pero, siento decirte que esto es bastante normal. 

Una persona sana puede despertarse varias veces durante la noche. 

Ni Siquiera el dicho de “dormir como un bebé” es cierto, porque incluso ellos se despiertan varias veces durante la noche (si tienes hijos sabes bien de lo que te hablo). 

Así que si te despiertas varias veces, tranquila/o, lo importante es que te vuelvas a dormir pronto. Sin desvelos. Y si ves que pasan más de 10 minutos y no puedes volver a conciliar el sueño, intenta relajarte lo más posible, concentrándote en tu respiración, sin más. Y si esto no funciona, ponte a contar ovejas.¡Funciona!

Mito 5: Un copita antes de dormir ayuda a dormir mejor.

Siento decirte que no es cierto tampoco esto. La realidad es que existen muchos estudios científicos que demuestran que el alcohol antes de dormir es perjudicial para la salud y hace que duermas mucho peor. Aun así, este mito sigue siendo uno de los más arraigados.

Los estudios destacan lo que los científicos y expertos en el sueño han dicho desde  hace mucho tiempo: el alcohol consumido cerca de la hora de acostarse no ayuda a dormir, lo interrumpe. 

Beber alcohol afecta las etapas del sueño, especialmente el REM (Rapid Eye Movement) que es la etapa donde se produce el sueño profundo y el más importante porque afecta nuestro estado de restauración mental. 

Si has visto la película de Disney Pixar Del Revés, es el laberinto donde se pierden Alegría y Tristeza cuando la niña se duerme y deja de funcionar el tren del pensamiento. Es decir, en la etapa de sueño REM es cuando la memoria a corto plazo pasa a convertirse en memoria a largo plazo. Así que, si la fase REM no hace su trabajo, no vamos a poder guardar bien los recuerdos y es cuando empezamos a olvidar cosas. ¿Te suena?

Un consejo para acabar: déjate de mitos y disfruta de meterte en la cama, con tu ritual de sueño y empieza a cerrar los ojos pensando en lo bien que vas a dormir hoy. Y luego nos vas contando. 

Puedes probar a decirte esta frase antes dormir: Soy un campeón/campeona del sueño y voy a deslumbrar a todos mañana en el trabajo con mis altos niveles de energía.

.
Mándaselo a alguien que lo necesita:
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?